Los puntos clave para revisar un coche de segunda mano

Febrero 27 2020

Los puntos clave para revisar un coche de segunda mano

A la hora de revisar un coche de segunda mano entran en juego varios factores. Todos sabemos que los coches entran por los ojos y los vendedores también lo saben. Pero detrás de una carrocería bonita se pueden esconder cantidades industriales de óxido y fallos mecánicos importantes. Y en Red Itevelesa e ITV en Madrid te vamos a dar los puntos claves para revisar un coche de segunda mano.

Por eso, revisar algunos puntos en el interior y en el exterior del próximo coche que quieras comprar te hará evitar sorpresas e imprevistos en tu próxima compra.

Pero lo primero que debes tener en cuenta es que ese coche tenga la ITV en orden y, si está a punto de caducar, deberás pedir cita previa ITV en Madrid y pasar la inspección en cualquiera de las 8 estaciones ITV distribuidas en la capital.

Con esto, aquí te dejamos los puntos a revisar en el interior, exterior y en la mecánica del vehículo:

En el exterior

Bajos deteriorados. Pasar los badenes a demasiada velocidad produce rozadura y desgaste en los bajos. Esto puede ser una clara señal de un uso poco cuidadoso del vehículo. Por eso, este es uno de los puntos que se debe revisar si quieres comprar un coche de segunda mano y no quieres que te timen.

Puertas y lunas. También se debe comprobar de qué manera cierran las puertas, pues puede suponer serios problemas. Examina si hacen ruidos raros al abrirlas o cuesta encajarlas. Además, desde Red Itevelesa e ITV en Madrid te aconsejamos verificar que las lunas no tengan picotazos y estén en perfecto estado. Recuerda que los golpes y las roturas en la luna del coche es un defecto grave a la hora de pasar la ITV.

Mecánica

Motor. A la hora de comprar un coche de segunda mano debemos tener en cuenta que el motor es uno de los elementos más sensibles y un fallo en él te puede salir muy caro. Por eso debes exigir toda la información del mismo: libro de revisiones, averías, kilometraje real, etc. Nuestro consejo es que arranques el motor y busques vibraciones o ruidos raros al ralentí.

Suspensiones. Este es otro de los elementos importantes a vigilar a la hora de buscar un coche de segunda mano. Apóyate en el capó y comprueba que no resulte excesivamente blanda y que no rebota. Unos amortiguadores gastados y poco eficientes pueden revelar un exceso de acelerones, frenazos y conducción agresiva.

Frenos. En cuanto a los frenos, revisa su tacto y comprueba que el coche frena bien y sin chirridos. Pide también información acerca del desgaste de las pastillas. Por último, examina también el funcionamiento del freno de mano, puede estar destensado.

Interior

Asientos. A la hora de revisar un coche de segunda mano, debes vigilar el estado de los asientos. Comprueba que la banqueta esté fija y que se pueda regular sin problemas. Si tienen regulación eléctrica o son calefactables, vigila que todo funcione correctamente. Otro punto a revisar son los reposacabezas, que deben poder moverse sin dificultad.

Tapicería. Hay gente que utiliza fundas para proteger la tapicería del uso habitual o para ocultar desperfectos. Al querer comprar el vehículo, exige ver la tapicería original. Si la tapicería es de cuero y está en mal estado, siempre puedes reclamar una rebaja del precio del coche.

Cinturones de seguridad. Es uno de los elementos más importantes del coche y no suele dar fallos, pero aun así debes revisar que funcionen perfectamente y no se queden bloqueados o destensados (puede ser motivo suficiente para no pasar la ITV).

Scroll To Top